+34 645 444 219 +34 665 623 934

Mujeres: como saber si debemos mejorar en  los orgasmos

Le Massage  siempre está pendiente del bienestar de sus pacientes y/o clientes. El orgasmo es una concentración de energía que depende de dos personas, y la conexión espiritual, física y mental que estos puedan establecer. Ahora bien, en las culturas occidentales las mujeres se han acostumbrado a acallar su placer. Existe un temor a ser catalogadas como frígidas, mala cama; porque la culpa siempre será de la mujer. Pero en la actualidad hay múltiples técnicas que le permitirán a la pareja a mejorar en materia de orgasmos, pero lo  primero que debemos hacer las mujeres es saber si hay que mejorar en los orgasmos.

La mujer occidental se ha  acostumbrado al recato de su sexualidad, al sentir que es impura o que es pecadora por admitir que busca llegar al  placer, además de que son juzgadas como pecadoras o mujeres de vida imprudente.

Honestamente las mujeres no siempre alcanzan el orgasmo, eso es un estereotipo que nos venden en las películas pornográficas. Hoy en día la vida de las mujeres es ajetreada,  razón por la cual se dificulta estar concentrada en el acto sexual. En cuanto al hombre él debe saber complacer a una mujer, el conducirla a la canalización del placer. El lograr un orgasmo no es una labor fácil y mucho menos si queremos alcanzarlo como pareja.

La pregunta más difícil por contestar que tiene una mujer es determinar ¿Por qué razón no alcanzo al orgasmo? Es lo primero que debemos conocer para poder atacar el problema. Es por eso que se hace necesario que trabajamos en algunos factores que pueden estar ocasionando la ausencia del orgasmo.

Es cierto que en la actualidad vivimos en el estrés total, estamos en un sitio o realizando una labor pensando en otra cosa. Pero el estrés en la parte sexual lo podemos ver al momento de estar pensando en solo alcanzar el orgasmo y no disfrutar la canalización de la energía sexual, el vivir el placer del juego previo, de la debida estimulación entre la pareja. El pensar solo en la meta sin vivir el proceso, nos hará sentir ansiosa, temerosa y estresada. En fin, no estas gozando el momento.

En ocasiones preferimos fingir el orgasmo, por múltiples razones siendo las principales, no admitir que existe un problema, no quedar como una “frígida” o no hacerle sentir mal. Pero en verdad, esta acción no favorece a nadie; por una parte tú te sentirás vacía e inconforme; y él si no es un buen amante, no se dará cuenta que no alcanzaste el orgasmo, y sentirá que todo está bien. Una buena solución en este punto es auto procurarte el placer, entender que te gusta y que no, estimular tu clítoris, de distintas formas y luego conducirle a él en el camino de tu placer.

cortesia de elconfidencial.com

Sentir vergüenza no debería ser una situación común en una relación de pareja, pero en realidad ocurre en muchas ocasiones que nos apene reconocer que no alcanzamos el orgasmo. No es cómodo para nadie hablar de su sexualidad, pero debería serlo por lo menos con tu pareja. Y ni que decir de hablar con tu medico acerca de tales problemitas, porque evidentemente cualquiera se cohíbe. Sin embargo, debemos tener la madurez suficiente para hablarlo en pareja y buscar posibles soluciones en conjunto.

Tener una frecuencia sexual alta, no garantiza que todas las relaciones sexuales sean exitosas, ya que puede ocurrir semanas y meses de buena frecuencia sexual, pero ningún orgasmo.  Pero evidentemente que en este momento, te sentirás sumamente alarmada, por lo cual deberás buscar posibles soluciones; incluida la búsqueda de un sexólogo.

Muchas parejas que han atravesado este tipo de problemas, han encontrado soluciones tanto en la práctica tántrica como en el ayurveda, razón por la cual te recomendamos revises las posibles  soluciones eróticas y terapéuticas que tiene Le Massage para ti.

 Finalmente recuerda, Le Massage  es un lugar especial que posee las mejores condiciones de higiene. Tenemos ambientes diseñados con camillas para tus masajes, tatami y futones para aquellos masajes que requieren posturas especiales, igualmente contamos con habitaciones sumamente acogedoras. Estamos para dar rienda suelta a tus fantasías; y recuerda que ¡¡el final lo eliges tú!!