+34 645 444 219 +34 665 623 934

Budismo tántrico y los 7 consejos del Dalai Lama

Le Massage en esta oportunidad  te comentara acerca de una tendencia que está surgiendo, ya que cada vez es más común que las personas traten de integrar la espiritualidad y el placer sexual, aunque cabe destacar que aun el concepto de budismo tántrico posee muchas incongruencias  teóricas que aún no permiten construir un concepto claramente aceptado por todos, pero por esto es que se toman como referencias las distintas orientaciones del Dalai Lama.

Es por ello que en diversos libros, conferencias y charlas del Dalai Lama, ha venido comentando acerca  del budismo tántrico, además la conceptualización de que la mente es fundamental sobre lo físico.

Las 07 enseñanzas acerca del Dalai Lama, giran en torno a lo siguiente:

  1. “Cuando practicas las etapas avanzadas, es necesario tener contacto sexual sin liberar semen”.

En realidad esta tendencia de la espiritualidad vinculada a la sexualidad, considera fundamental que no se produzca la eyaculación, ya que no es el fin último. El centro de la relación debe ser la espiritualidad y la mente.

  1. “El intercambio sexual puede ser usado en el camino espiritual porque, sí quien lo practica tiene una firme compasión y sabiduría, genera una concentración en la conciencia”.

Es un punto de mana espiritual en el cual la persona puede transmitir a su pareja, esa espiritualidad y el despertar de la conciencia como un motivo de ganancia espiritual para ambos.

  1. “La relación sexual no tienen nada que ver con el cultivo espiritual. Cuando una persona alcanza un alto nivel de práctica en la motivación y sabiduría, entonces la unión de los órganos sexuales no le resta nada al mantenimiento del comportamiento puro de la persona”.

Desde la cultura occidental se cultiva la creencia de que el sexo es impuro, que lesiona la espiritualidad. Pero en el caso del budismo,  no interfiere el mundo espiritual con la genitalidad; esto debido a que en su interior ha cultivado valores y sentimientos fundamentales que lo hacen sentirse motivado, puro y con sapiencia.

  1. “A través de técnicas especiales de concentración durante el sexo, las personas pueden prolongar estados profundos, sutiles y poderosos, y ponerlos a funcionar para entender el vacío”.

Aquí el Dalai Lama realiza una semblanza acerca de lo que representaría los niveles que alcanza la mente en estados de éxtasis, en los cuales la mente se desprende del cuerpo y navega en canales espirituales sumamente satisfactorios y sublimes.

  1. “Si te involucras en una relación sexual dentro de un contexto mental ordinario, no existe beneficio”.

Siempre habrá un propósito para estas relaciones sexuales, todo acto de canalización de energía es sublime y si simplemente lo haces por placer carnal, no obtendrás ganancia espiritual alguna.

  1. “El órgano sexual es utilizado, pero el movimiento de energía que se genera es totalmente controlado. Nunca se debe permitir que la energía se salga, al contrario, se debe redirigir a otras partes del cuerpo”.

La genitalidad es lo que se aprecia de una relación sexual, lo más valorado es el orgasmo femenino o la eyaculación masculina, pero según el budismo tántrico esta energía no ha de salir, simplemente deberá quedar represada en el cuerpo para seguir energizando el cuerpo y por ende el espíritu.

  1. “Existe una gran diferencia entre los movimientos de fluidos regenerativos de dos individuos que lo hacen por placer físico y con los de un yogui o personas que controlan sus fluidos con la mente”.

Este control mental permite que las personas salgan fortalecidas mental y físicamente de un encuentro íntimo, por cuanto su energía reflorece, retorna a los canales espirituales  y por ende al flujo emocional de bienestar de las personas. Esta sensación solo se alcanza cuando las personas tienen un control de sus respiraciones y emociones.

Por último, el Dalai Lama  asegura que el término clímax sexual se debe utilizar cuando se experimenta la unión con una pareja deseada, cuidando que los fluidos se mantengan dentro del cuerpo a través de la meditación.

Como se ve, es todo una serie de preceptos que son de mucha utilidad para aquellas personas que quieren honrar su cuerpo, a través de la interrelación de los tres ejes fundamentales del hombre, es decir; mente, cuerpo y espíritu. Cuando el espíritu y la mente se despegan de la terrenidad, durante el acto íntimo; existe el verdadero clímax sexual.

Finalmente, la sexualidad es un momento sagrado para muchas personas, en el cual podrán expandir todo su ser y alcanzar la plenitud de su existencia.